¿Por qué las becas se llaman «Georgina Barbosa»?

Georgina Barbosa era la ahijada del Dr. Jacinto Barbosa, mi marido.

Se querían mucho, y tenían una relación muy intensa de afecto y complicidad. La «Tutti» -como todos la llamábamos familiarmente – estuvo a nuestro lado durante todo el tiempo que duró la enfermedad y hasta el traspaso final de Jacinto.

Cuando hablé de crear la «Fundación Barbosa & Petit», Georgina me dio todo su apoyo, y me ayudó en todo lo que podía, a pesar de que su enfermedad ya empezaba a afectarla. Ella soportó su agravamiento con una gran entereza y dignidad. Nunca volveré a ver una persona tan valiente como ella, que se enfrentó hasta su fin, y sin nunca quejarse, a un infierno en vida, intentando hacer felices a todos los de su alrededor.

Por todo lo fue y todo lo que hizo, es imposible olvidarla: Era accesible y amigable con todos, le encantaba escuchar y ayudar, y por eso y en su honor y de sus hijas, la Beca se llama «Georgina Barbosa» . No sólo para ayudar a las personas que tengan necesidad de tratamientos, sino que periódicamente se convocarán «becas de investigación» sobre enfermedades crónicas, en donde los becados interesados deberán investigar sobre el tema propuesto.

Y sé que, desde el lugar en donde estén, tanto Cinto como Tutti, (que tanto añoramos, y que seguro están juntos), nos dan toda su energía para sacar adelante tanto las becas como la Fundación.